Si en el anterior post te hablábamos de cómo detectar si el agua de la piscina con algas tiene fosfatos, hoy te vamos a orientar acerca de cómo eliminarlos y acabar, así, con el agua verde de la piscina.

Si la prueba que has realizado ha dado positivo, puedes utilizar el lantano, que es un producto biodegradable que actúa eliminando los fosfatos del agua de la piscina. También se puede utilizar a modo de prevención y se puede combinar con cualquier otro producto para el tratamiento del agua.

El lantano, además, mejora el rendimiento de los cloradores salinos al no elevar la demanda de cloro por materia orgánica. Dado que acaba con los fosfatos, que son la principal fuente nutriente de las algas, como efecto secundario, éstas se eliminan. Por eso, se le puede calificar como un producto algicida.

¿Y qué pasa si resulta que tenemos el agua verde, es decir, tenemos algas, y la prueba de detección da negativa en fosfatos? Se ha visto que las algas pueden llegar a consumir todos los fosfatos del agua de la piscina, arrojando lecturas negativas de su nivel. Pero la realidad es que están, aunque escondidos, y cuando las algas se destruyen, dicho componente se vuelve a liberar.

Y lo que quiere decir, en definitivas cuentas, es que tras usar el lantano y acabar con las algas, debemos volver a medir el agua en busca de fosfatos, y muy probablemente la lectura nos vuelva a dar positiva.

Si es el caso, volveremos a usar lantano, porque si no lo hacemos, los fosfatos presentes volverán a alimentar a las algas y comenzaremos otra vez con el mismo proceso.

Esperamos que estos consejos te ayuden a tener el agua de tu piscina limpia y cristalina.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies