Seguimos recibiendo lamentables informaciones de ahogamientos y otros incidentes en piscinas. Esta circunstancia es especialmente relevante en el caso de los niños, que sufren lo que llamamos “ahogamientos silenciosos”.

Una persona adulta se ahoga en uno o dos minutos como máximos, y mientras, lucha por sobrevivir y por llamar la atención. Un niño, en apenas treinta segundos, el tiempo que tardamos en pedir un café, contestar un WhatsApp o beber un trago de refresco. Son treinta segundos que pueden significar la diferencia entre la vida y la muerte.

Cuando un niño se está ahogando, además, no invierten sus energías en llamar la atención, sino en intentar salir del agua, moviendo sus brazos en lo que pudiera parecer un juego.

No gritan, no lloran, intentan sacar la cabeza pero el cansancio acaba rindiéndoles.

Por eso es extremadamente importante vigilarles muy de cerca: los niños hasta cuatro años registran la mayor tasa de ahogamientos. Les encanta el agua, pero ni conocen todavía su peligro ni han desarrollado los mecanismos de defensa necesarios para poder solventar una contrariedad.

Y es recomendable no subestimar la altura de la piscina: treinta centímetros son suficientes para un drama.

Cómo evitar accidentes en piscinas

  1. Vigilancia constante. Pero no en la distancia: si tiene un hijo pequeño, esté junto a él constantemente.
  2. Siga la regla 10/20. Mire a su hijo cada 10 segundos y esté a una distancia que le permita llegar a él en un máximo de 20 segundos.
  3. Instale vallas de seguridad. Evite contratiempos por caídas inoportunas.
  4. Los flotadores no eximen de la vigilancia. Un flotador no siempre puede evitar una tragedia, así que no se confíe aunque su hijo tenga uno.
  5. Cuidado con las piscinas hinchables. Por mucho que sean pequeñas y de poca altura, tienen los mismos peligros que las grandes.
  6. Evite baños después de comer. Evitemos hipotermias, mareos y otros problemas.
  7. Asegúrese de que las instalaciones cuentan con servicio de socorristas y rescate.
  8. Mantenga a los niños alejados de los desagües y las depuradoras.
  9. Enseñe a nadar a su hijo. Es la mejor herramienta en caso de problemas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies