Probablemente nadie tenga una respuesta correcta para este tema. A unos les gusta el agua fría. Otros prefieren una temperatura más cálida, pero básicamente dependerá del uso de la piscina.

No es fácil, por no decir, casi imposible mantener la temperatura constante de una piscina, y a medida de que aumentan sus dimensiones será aún más complicado. Por ello, y por término general, os vamos a hablar de la temperatura de las piscinas olímpicas… Esas en las que Mireya Belmonte gana tantas medallas.

Como regla general las temperaturas de las piscinas olímpicas varían entre 25-28 grados centígrados, 77-82 Fahrenheit. La Federación Internacional de Natación ha reglado esta temperatura para las competiciones oficiales. La Federación también establece el resto de normas y reglas de natación, saltos, waterpolo y natación sincronizada.

Pero… ¿es distinta la temperatura en el resto de disciplinas? En el caso del waterpolo y natación sincronizada, la piscina suele estar a 26 grados. Si hablamos de saltos la temperatura sube un grado más y se sitúa en 27 grados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies