Si has decidido iluminar tu piscina, tienes que tener en cuenta algunos factores. Como siempre, dependerá de tus gustos y de tus necesidades.

Dependiendo del tipo de instalación, podría ser de obra, que es lo más recomendable para piscinas enterradas. También puede ser encastrado para lo que necesitarías un hueco, o sobrepuestos, que podría hacerse con tacos y tornillos.

Si no quieres hacer obra, porque tu piscina es desmontable, hay focos imantados, o los que se colocan a la válvula de retorno de la piscina. Otra opción es la de colocar lámparas flotantes, que no necesitan instalación.

Las luces necesitan que haya algún modo de evitar que el agua entre, y las diferentes opciones son con baterías, sin baterías, que funcionan gracias a la energía que genera el agua o corriente eléctrica, que van con cableado conectado a la luz.

Las luminarias más habituales son los focos, que pueden ser de diferentes modelos, LED, bajo consumo, luz blanca, luces de colores, planas… También existen las lámparas flotantes o las lámparas que se colocan en el perímetro exterior de la piscina.

Contacta con nosotros y podemos ayudarte a elegir la mejor opción.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies